Jueves, 19 de abril de 2007
Editorial desde Israel Bernardo Ptasevich 05/04/2007

"Acepten el plan de paz" "Israel debe entender que la paz exige ante todo el fin de la violencia, la opresi?n y la continuada humillaci?n del pueblo palestino", dice la corona Saudita.

Los jud?os hemos venerado la palabra SHALOM durante d?cadas. Hemos ello de ella un s?mbolo y una meta que deb?amos alcanzar. Le hemos rendido culto y compuesto mil canciones. Con el tiempo esa meta se fue convirtiendo en utop?a pero nunca renunciamos a esa bandera sin la cual no hubi?semos tenido la legitimidad de defendernos o atacar (en busca de la paz). Que ha pasado que no pudimos manejar, para que la corona saudita pueda apropiarse de nuestro mensaje y convicci?n permanente? Resulta ahora que Israel y los jud?os son los violentos y el pueblo palestino es una pobre victima de nuestras acciones. Lo peor, es que dejamos que este cuento siga su curso como si fuera cierto? miente, miente que algo quedara. Cualquier lector no jud?o en el mundo leer? una y otra vez en los medios internacionales o de sus pa?ses que Arabia Saudita nos impone abandonar la violencia. Ya no hablamos sobre quien fue primero, ?el huevo o la gallina? Ni siquiera defendemos si hubo vida jud?a por estos lares en tiempos anteriores a la llegada de las mezquitas. Estamos dejando que un cuentito nuevo se convierta en realidad por el solo hecho de no responder con palabras claras, con gestos pol?ticos claros.
Una respuesta m?nima deber?a ser: Israel no es violento, se defiende del terrorismo, de grupos u organizaciones que bajo la tutela de los gobiernos de sus pa?ses, la distracci?n de la U.N. y el silencio de la comunidad internacional desean hacerlo desaparecer. Debemos decirles ya mismo que no vamos a entregar un cent?metro mas de territorio como no lo han hecho las naciones que hoy se llaman pacificas sin que haya absolutas garant?as en todos los sentidos, referente a nuestra existencia, referente a nuestra seguridad, referente a nuestro futuro. No vamos a dialogar con terroristas o con personas que simult?neamente dicen que van a matarnos a todos. Si hay alg?n cambio de actitud de estas organizaciones, esperaremos algunos a?os a que eso se convierta en cierto y all? podremos negociar. No vamos a negociar con personas que nos mienten para obtener beneficios. No crean que cambie de parecer o que no soy coherente. Amo la paz, quiero la paz para Israel, para los palestinos un sitio y paz, para los ?rabes paz, es mi objetivo y me gustar?a verlo hecho realidad. Justamente por ello no quiero enga?arme, no quiero que nos enga?en m?s, no quiero que por esa rara habilidad de decir que har?n lo que ya saben que no van a hacer, se cambien los roles, convirti?ndonos en los malos de la pel?cula cuando somos los permanentes agredidos. Quiz?s este sea el momento m?s f?cil de lograr una paz provisoria en forma r?pida, pero como todas las cosas que se hacen a las apuradas y por urgencias pol?ticas de casi todos los actores, es un fracaso seguro en poco tiempo. Tendremos luego que afrontar muchas guerras, mucha violencia, muchas agresiones y estaremos d?biles para nuestra defensa.
Si decimos la verdad, si marcamos nuestra posici?n frente a la violencia y frente a la paz, si ponemos en claro que concesiones estamos dispuestos a dar y a cambio de que lo har?amos, en que tiempo podemos implementarlo una vez que comprobemos por un periodo razonable una nueva actitud del enemigo, vamos a estar mas cerca de una paz verdadera. Esa paz es la que quiero y no un espejismo.
Publicado por javerim @ 18:42  | EDITORIALES DE BERNY
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios