S?bado, 21 de abril de 2007
Israel, Katzrin 28/09/2006 Bernardo Ptasevich


Gracias a nuestras sentidas fiestas jud?as viaj? a la ciudad de Ashdod para visitar a mi mam?. Ella vive all? desde hace cuatro a?os con la compa??a y el cuidado de mi querida hermana Estela. Adem?s de la alegr?a de verla y de participar en la reuni?n familiar a la que concurrieron hijos, primos y sobrinos que viven en varias ciudades de Israel me ha puesto muy feliz encontrarla tan bien a sus ochenta a?os. ?Que tiene de diferente esta historia, si muchos de nosotros tenemos a nuestra mam? y nos emocionamos cuando la vemos? En cada mam? hay una historia pero voy a compartir la m?a con ustedes.

Sof?a, mi mam?, acaba de cumplir a?os y no se le ocurri? mejor idea que cumplirlos en uno de los d?as en que se desarrollaba la guerra en el L?bano. Con el pa?s envuelto en una gran incertidumbre y adem?s con toda la atenci?n de cada uno de nosotros en los acontecimientos que ocurr?an minuto a minuto no pudimos ir a su festejo. Por suerte sus amigos del moad?n y nuestra familia de Ashdod la acompa?aron. Siempre me cuestiono por no ir m?s seguido a verla. Es muy com?n tener algo importante que hacer o alg?n problema urgente para resolver. as? vamos dejando de ir un d?a, luego una semana y luego meses. Despu?s de a?os de vivir en pa?ses diferentes una de las cosas que tomamos en cuenta al decidir nuestra Ali? fue que al estar toda la familia en Eretz tendr?amos por fin la facilidad de poder vernos seguido y ayudarnos unos a otros. Por ello es tan importante para m? que ese postulado no se pierda y confieso que a veces en forma inconsciente soy el culpable de que as? suceda. Pero eso es solo una parte de la historia.

Mi querida mam?, como todas seguramente lo son, es un personaje. Luego de muchos a?os de la muerte de mi a?orado pap? Salom?n, Sof?a resolvi? formar otra pareja. Ten?a ya m?s de 60 a?os as? que podemos decir que fue una decisi?n revolucionaria. Ella viv?a en la ciudad de Rivera, Uruguay y todos los familiares est?bamos al menos a 500 Km. de all?. A pesar "del que dir?n" se revel? contra la soledad y se cas?. Luego de un largo tiempo de armon?a y felicidad llegaron momentos con serios problemas de convivencia. Mi mam? se sinti? abandonada y maltratada. Esta situaci?n le gener? problemas psicol?gicos que considero bastante normales en una circunstancia tan conflictiva potenciada adem?s por sus ya 65 a?os. En Rivera, la familia de su esposo, supongo que con buena intenci?n la llevo a un psiquiatra quien le comenz? a proporcionar medicamentos muy fuertes, tratamiento que prosigui? al llegar a Montevideo. A partir de all? su estado desmejor? en forma r?pida y contundente. A los pocos d?as yac?a tirada en su cama sin poder mover piernas ni manos, ni los dedos, ni la boca, ni la lengua. Pocas horas despu?s sus manos temblaban sin parar. Ya no com?a ni pod?a mantenerse sentada sin compa??a o ayuda.

Poco tiempo atr?s vivimos un problema similar con mi ex esposa, la mam? de mis dos hijos varones, quien entr? en el hospital con dolor de una pierna y termin? medicada de igual forma. Luego de los efectos de los medicamentos psiqui?tricos fue trasladada a un instituto de internaci?n para pacientes con problemas mentales por orden del jefe de piso del sanatorio de su obra social. . En pocos d?as falleci? por falta de atenci?n y deshidrataci?n. D?as mas tarde descubrimos que el jefe de psiquiatr?a de la obra social era "casualmente" el due?o de esa rar?sima cl?nica particular. Sabemos que hubo mala praxis y negociados turbios pero la familia de mi ex esposa y mis hijos decidieron no iniciar acciones sabiendo que se enfrentaban a una mafia que no dudar?a en hacerles da?o. A su mam? ya no podr?an devolverle la vida. Volviendo a la historia de mi madre su estado empeoraba hora tras hora.

Como el caso era tan parecido al relatado referente a mi ex esposa, resolv? suspender toda la medicaci?n que estaba recibiendo. A partir del segundo d?a observe una m?nima mejor?a en sus movimientos. Enseguida fuimos al consultorio de un neur?logo privado que no pertenec?a al sanatorio de la obra social. Apenas entramos me dijo: "SU MAMA TIENE PARKINSON" Si bien sus s?ntomas y el constante movimiento de sus manos nos hac?an presagiar algo parecido, el escucharlo as? tajantemente y a?n antes de ser revisada, hizo correr una pel?cula por mi mente. Record? al boxeador Clasus Clay, tan recio y fuerte en sus momentos de gloria y su estado varias veces mostrado en la TV luego de su enfermedad. Sent? mucha tristeza y dolor. Le mostr? al Dr. Los medicamentos que se le administraban. Enseguida me dijo que el Parkinson fue provocado por esos medicamentos y aun es REVERSIBLE. Y vaya que lo fue? es incre?ble. Yo no sabia que se pod?a salir de esa enfermedad. Se produjo una r?pida mejor?a y progresiva recuperaci?n aunque segu?a mostrando signos de debilidad. Poco mas adelante vino la al?a de la familia y tuvo en Israel la posibilidad de controles en las que todos los s?ntomas del Parkinson hab?an desaparecido. En su ciudad, ella tiene desde hace meses actividades comunitarias que la mantienen muy bien. Hace ejercicios, mueve todos sus miembros sin problemas, puede lavar vajilla, pasar la escoba, doblar ropa y ordenar la casa, pintar, dibujar y hacer manualidades. Les puedo asegurar que todo esto fue y es una experiencia impresionante. Por ello es que me ha hecho tan feliz verla de esta forma, llena de vida y lucidez. La tardecita de la despedida transcurri? con mi mam? ganando todos sus partidos de cartas de canasta y conga (chinch?n). Por la noche paseo en la taielet, unas pizzas con bebida bien helada frente al Mar Mediterr?neo y ella con nada de ganas de irse a la cama. A las dos de la ma?ana segu?a atenta a nuestras tertulias e historias de lo sucedido en el ?ltimo a?o. Es posible que mi familia de Ashdod, a quien agradezco much?simo los cuidados y la compa??a que le dan a diario no sientan en la misma dimensi?n la importancia de su estado actual. En mi caso, no verla todos los d?as me hace ver claramente las diferencias del antes y ahora. Dentro de tantas cosas tan duras que tiene la vida, lo que esta pasando hoy con mi madre es algo muy reconfortante y nos da fuerzas para seguir luchando, para seguir teniendo fe y pensar en el futuro aunque ya no seamos tan j?venes.


Por ello hoy la quiero toda para m?, para mi esposa y mis hijos, para mis sobrinos y primos, para mi hermana y para toda la familia. Por si acaso, aviso a todo el mundo? que nadie se atreva?a tocar a mi vieja.

* El titulo corresponde al tema de Pappo Napolitano. M?sico de Rock Argentino

Tags: MAMA, PARKINSON, MALA PRAXIS, FAMILIA, CUMPLEANOS

Publicado por javerim @ 1:32  | PERSONAJES
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 07 de abril de 2009 | 2:44
a quien le interesa tu historia, a ti por supu .por favor .busco un juego el chinchon. me parece mas interesante. disculpa
Publicado por Invitado
Jueves, 25 de noviembre de 2010 | 22:04

Gui?o QUE HERMOSA HISTORIA Y MUCHO MAS LINDA XQ CONOCI A TU MADRE Y A TU HERMANA ESTELA A LA CUAL APRECIO MUCHO AUNQUE ELLA SE ENOJO CONMIGO POR UNA PERSONA SIN ESCRUPULOS COMO JORGE. ME ALEGRA SABER QUE SE ENCUENTRAN BIEN! ME LLAMO ANDREA.