S?bado, 05 de mayo de 2007
Cobrar por hora, v?a r?pida para convertirse en adicto al trabajo
Nunca fue m?s cierto el viejo dicho "el tiempo es dinero". Quienes cobran por hora miran su reloj y ven dinero...


Patricio, un exitoso consultor de empresas, estaba viendo un partido de f?tbol de su hijo. Pero no lograba concentrarse en los tacos y gambetas. Mientras su hijo regaba la cancha de sudor, ?l pensaba: "Estas horas me est?n costando unos cuantos pesos".

Abogados, consultores y psicoanalistas, entre otras profesiones, suelen facturar sus servicios por hora, una costumbre que puede tener consecuencias indeseables.

Seg?n el art?culo Time IS Money When You're Paid by the Hour de Stanford Graduate School of Business, quienes cobran por hora de trabajo suelen tomarse literalmente el viejo dicho "el tiempo es dinero" hasta el punto en que suelen medir el tiempo, no en horas y minutos sino en unidades monetarias.

Veamos un test propuesto por el super gur? de Stanford, Jeffrey Pfeffer. ?Cu?l de las opciones prefiere usted?

a) Trabajar menos horas que hoy y ganar menos dinero

b) Trabajar el mismo n?mero de horas que hoy y mantener su ingreso actual

c) Trabajar m?s horas que hoy y ganar m?s dinero

En el experimento de Pfeffer, la mayor?a de los trabajadores que cobran por hora eligieron la opci?n c.

Esto podr?a no tratarse m?s que de una curiosidad si no fuera por sus potenciales efectos perversos. En efecto, seg?n los investigadores, esta manera de considerar el tiempo es una v?a r?pida hacia la adicci?n al trabajo.

A diferencia de los asalariados de ingreso fijo, quienes cobran por hora tienen una percepci?n completamente n?tida de los costos de oportunidad del ocio. Para ellos, una hora de paseo con su hijo es X cantidad de dinero que se deja de percibir.

De hecho, una investigaci?n de la universidad inglesa de Warwick calcul? que el valor promedio de un minuto de trabajo en Gran Breta?a es de 0,15 d?lares. Entonces, cepillarse los dientes cuesta 0,45 d?lares. Lavar el auto a mano, nada menos que 4,50 d?lares.

De esta forma, a la hora de hablar de incentivos monetarios, no s?lo importa cu?nto cobramos sino c?mo percibimos lo que cobramos. Aunque el ingreso final sea el mismo, para nuestra estructura mental, no es lo mismo cobrar 1000 pesos por mes que 12.000 pesos por a?o. Y, en el caso de quienes facturan por hora, la diferente percepci?n mental del ingreso puede tener efectos perversos.

fuente MATERIABIZ

Tags: TRABAJO, KABLAN, HORA, JUEGOS, ADICTO TRABAJO, X HORA, SUELDO

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios