Viernes, 25 de mayo de 2007
BEIRUT. AP, AFP Y DPA clarin

Agitando trapos blancos desde las ventanillas de una camioneta, con sus beb?s en brazos y chicos de distintas edades acurrucados en el asiento, un grupo de mujeres logr? salir ayer del atribulado campo de refugiados palestinos de Nahr al Bared, cerca de la ciudad de Tr?poli, en el norte del L?bano. Tuvieron suerte. Otras tantas familias no pudieron escapar y quedaron bajo el fuego cruzado del ej?rcito y extremistas isl?micos que combaten sin pausa desde el domingo.

En los otros 11 campamentos palestinos en ese pa?s las cosas no est?n mucho m?s tranquilas: all? viven cerca de 400.000 personas, en muchos casos hacinadas y en condiciones paup?rrimas, fuera del control de las autoridades libanesas.

"Est?bamos corriendo hacia un refugio cuando un ob?s nos cay? cerca. Yo y mis dos hermanos fuimos heridos por las esquirlas. No s? d?nde est? mi padre". Husam, de 8 a?os, est? en una cama del hospital del campo de Nahr al Bared y, entre quejidos de dolor, cuenta la pesadilla que vivi?.

En la misma habitaci?n hay otros tres chicos, uno de ellos con la cabeza vendada. Todos fueron heridos en estos d?as de combates entre los milicianos del grupo Fatah al Islam y el ej?rcito liban?s, que entr? en el campamento con tanques y artiller?a tras los pasos de un grupo de asaltantes. En rigor, un acuerdo de 1969 impide la entrada de las fuerzas libanesas a esos campos, controlados por los palestinos.

Mientras la cifra de muertos ya trepa al centenar, miles de refugiados aprovecharon ayer una breve tregua para huir del campo de unos 30.000 habitantes.

"Hombres, mujeres y ni?os comenzaron al final de la tarde a huir a pie o en veh?culos de Nahr al Bared para refugiarse en el campo vecino de Baddaui", precis? Hajj Rifaat, uno de los responsables en Baddaui del movimiento Fatah, del presidente palestino Mahmud Abbas.

En medio del humo negro que cubre el campamento desde el domingo, ayer se ve?an autos desde los que asomaban pa?uelos blancos. Otras personas sal?an a pie, llevando en brazos a beb?s y chicos. En muchas casas no hab?a agua ni electricidad.

"Hay muertos y heridos en la calle, dentro del campamento", grit? una mujer libanesa, Amina Alameddine, que sali? llorando de su casa. La mujer huy? con sus hijos cuando milicianos de Fatah al Islam empezaron a disparar desde el techo de su casa.

Seg?n los socorristas de la Media Luna Roja que lograron en trar para rescatar a algunos heridos, no hab?a suficiente agua, alimentos ni medicamentos.

El panorama no era mucho m?s alentador en los dem?s campos de refugiados palestinos en el L?bano, que son 12, en los que viven, seg?n la ONU, cerca de 400.000 personas que se instalaron tras la creaci?n del Estado de Israel, en 1948. En el de Burj al Barajneh, en las afueras de Beirut, los habitantes est?n pegados a la TV y la radio a la espera de las ?ltimas noticias sobre los choques en Nahr al Bared.

"Esto es demasiado", se?al? Abu Ali, un residente palestino. "El ej?rcito liban?s debe parar. En los campos hay civiles, gente enferma. No puedes castigar a toda una poblaci?n s?lo por 150 fugitivos escondidos", agreg?.

Seg?n la ONU, cerca de la mitad de los habitantes de estos campamentos ?verdaderas ciudades de viviendas preconstruidas? viven hacinados, en condiciones miserables. Algunas fuentes estiman sin embargo que hoy viven all? no m?s de 250.000 refugiados, tras una emigraci?n masiva desde los a?os '80.

Los campos, vigilados en principio por puestos policiales, quedaron desde 1968 bajo control de la guerrilla palestina. La OLP se convirti? oficialmente en due?a y se?ora de estas ?reas tras un acuerdo de 1969 que convirti? a la central palestina en "un Estado dentro del Estado", al prohibir el ingreso del ej?rcito liban?s.

Pero la invasi?n israel? de 1982 oblig? a la Organizaci?n para la Liberaci?n de Palestina (OLP) a abandonar Beirut, y luego los combatientes de la OLP debieron dejar la llanura oriental de la Bekaa y el norte de L?bano, presionados por el ej?rcito sirio, los campamentos son controlados por los palestinos pro sirios.

La supervivencia de los refugiados depende b?sicamente de la ayuda de la agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) ?que en los ?ltimos a?os redujo su presupuesto?, los env?os de dinero de la OLP y del grupo isl?mico Hamas.

En un contexto de miseria social ?60% de sus habitantes viven bajo el l?mite de la pobreza? los campamentos, con sus callejuelas insalubres y construcciones an?rquicas, se han convertido en un terreno f?rtil para el extremismo isl?mico.

A fines de 2006, l?deres palestinos en el L?bano anunciaron que Fatah al Islam, supuestamente vinculado a la red Al Qaeda, hab?a infiltrado en el pa?s a 150 combatientes ?rabes llegados de Irak, y que se hab?an instalado en Nahr al Bared. Desde entonces creci? la tensi?n.Imagen

Tags: libano, campamentos, al qaeda, siria, terrorismo, pobreza

Publicado por javerim @ 14:31  | Conflicto MEDIO ORIENTE
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios