Jueves, 30 de agosto de 2007
La historia de la cartonera que se convirtió en modelo
Sus grandes ojos verdes fueron sin duda los responsables de transformar la vida de esta joven argentina que vivía en la extrema pobreza. Daniela tenía 15 años cuando una tarde, como tantas, mientras juntaba cartones en una avenida céntrica de Buenos Aires, un busca talentos de la agencia de modelos Haru Models se fascinó con su belleza. Ante la sorpresa de la joven, el hombre le propuso pasar a formar parte del staff de su agencia. Luego de pensarlo durante dos días, la joven se decidió a probar suerte en un mundo completamente diferente y ajeno a su realidad. Hoy, un año más tarde, Cott ha hecho campañas publicitarias para diversas marcas y ya ha debutado en la pasarela. "Siento que estuve en el momento justo y en el lugar indicado", dice, todavía sin poder aterrizar en su nueva realidad.


El destino de "cartonera" de Daniela Cott en Villa Caraza, Argentina, parecía no tener vuelta atrás, hasta que un representante de la agencia Haru Models captó su natural belleza detrás de la pobre ropa que vestía, y le propuso pasar a integrar el staff de su empresa. "Sos muy linda, podés ser modelo", le dijo aquella tarde su descubridor mientras ella levantaba cartones en la avenida Las Heras.

Sorprendida, ese día Daniela pensó la oferta durante todo el viaje hasta su casa en Villa Caraza. El hombre le había dejado una tarjeta con su teléfono. Dos días después Daniela lo llamó. "Me sacaron unas fotos y a la semana dejé de cartonear", cuenta y agrega: "Siento que estuve en el momento justo y en el lugar indicado".

Hoy, Daniela, que tiene 16 años, es la primera mujer que pasó de ser "cartonera" a modelo en la República Argentina.

"Yo decía que caminar por una pasarela o sacarse fotos no podía ser tan difícil, y ahora que estoy acá veo que es muy difícil, aunque es más fácil que `cartonear`…", expresó la joven en una entrevista que le realizaron en el programa de televisión "La mañana del nueve", que se emite por la pantalla del Canal 9 porteño.

SUEÑO. Su primer sueldo como modelo fue por una producción de fotos para una casa de ropa por el que ganó 500 pesos argentinos en canje de prendas y 300 en billetes. Esa noche festejó con su mamá y sus hermanos en un tenedor libre.

Hace apenas unos días, Daniela desfiló por primera vez en una pasarela. Por ahora, se toma esto con mucho profesionalismo y quiere aprender y viajar. Una agencia de Estambul -Perfect Models- ya la tiene como una opción para que viaje a fines de octubre a probar suerte.

La ahora joven modelo cursa el séptimo grado, pero no sabe si este año podrá terminar la primaria. Dijo que su atraso se debe a que tuvo que dejar los estudios durante algún tiempo para salir a cartonear. Explicó que como le cuesta mucho concentrarse, le gustaría dejar el colegio."En la agencia me dieron muchos cursos, yo no sabía andar en tacos", detalló la morocha de ojos verdes, quien también sufrió el flagelo de la bulimia y de la anorexia.

Ahora Daniela vive en un mundo muy distinto. Entre pasarelas y libros, sueña con que los políticos le regalen a los cartoneros guantes de hilo para que no se lastimen ni se corten las manos, mientras ella está en tratamiento dermatológico para disimular marcas de los cortes y heridas sufridas en sus manos en el pasado. Hoy su meta es llegar a ser como Valeria Mazza y ganar el dinero suficiente para poder comprarle a su familia una casa.

(EN BASE A AGENCIAS)

PERFIL

Nombre: Daniela Cott

Nació: Villa Caraza (Argentina)

Edad: 16 años

Otros datos: Pensaba que caminar por una pasarela y sacarse fotos no era difícil. Ahora asume que no es tan sencillo.

PALABRAS LEJANAS

De mañana iba a la escuela. De tarde juntaba cartones con un hermano y una tía hasta las cinco de la tarde, que viajaban de vuelta al hogar. Un día su padre los abandonó sin dar explicaciones, lo que agravó aún más su precaria situación económica.

Ahora Daniela aprendió palabras lejanas a su vocabulario habitual, como "book", estilista y "fashion", terminologías propias de una chica de la pasarela. Toda la familia vive en el barrio Lanús, en una casa con tres habitaciones. Una es de Daniela, la segunda la ocupan su mamá y su hermanita Luzmila, de un año, y en la tercera duermen sus cinco hermanos varones. Ella sueña con alcanzar el éxito para dar un mejor porvenir a su familia.

Tags: cartonera, argentina, modelo, belleza, ojos lindos, milagro

Publicado por javerim @ 12:47  | ARTICULOS DE LOS MEDIOS
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 14 de marzo de 2008 | 2:51
mataria que pongan alguna foto nesecito un par pero que este en pelotas es lo q todos buscamos
Publicado por Invitado
Lunes, 28 de abril de 2008 | 6:14
creo que no es la mejor forma de que alguien se salve gracias a ese hombre que la encontro,pero que los gobernates no se olviden que en la calle hay muchas que estan pasando por una situacion de extrema pobreza,y no esperar de un cazador de talentos para salvarse