Martes, 09 de octubre de 2007
Imagen

?Seguimos adelante o nos divorciamos?
Por Roc?o Gaia/EFE

Peleas constantes, infidelidades, dificultades sexuales, rutina y aburrimiento, relaciones t?xicas, expectativas diferentes, conflictos dom?sticos, discusiones a los gritos... La felicidad de la pareja requiere un esfuerzo continuado por parte de sus miembros, pero hay ocasiones en las que, por mucho ah?nco que se ponga, las desavenencias parecen ser insuperables.
Antes de llegar al punto en que se plantea el dilema de si seguir adelante juntos o no, muchos matrimonios y parejas de hecho luchan desesperadamente para salvar la situaci?n, se dedican m?s tiempo el uno al otro, y acuden a terapias psicol?gicas para intentar entender qu? es lo que va mal y c?mo remediarlo, para recuperar la armon?a y la felicidad de otras ?pocas.
Pero al final de ese camino se encuentra de nuevo con el mismo reto: hay que decidir qu? hacer, y hacerlo lo antes posible, para evitar el sufrimiento.
?Vale la pena hacer algo para mantener la relaci?n o es mejor romperla? Para esta pregunta, que llena de dudas y desasosiego, no hay respuestas sencillas, ni v?as r?pidas, pero s? algunas t?cticas eficaces para decidir mejor en cada caso.
Para la psic?loga Irene Alonso, ?para decidir hay que dejar de ver en el otro lo que queremos ver, y observar si su forma de vida nos hace felices, es decir ver la realidad en lugar de las fantas?as?.
Pero ?cu?ndo y c?mo hay que dejar una relaci?n?. Seg?n la experta, ?una raz?n determinante para dejarlo es una gran discrepancia u oposici?n en los temas que son importantes para cada uno, como la religi?n, las opiniones pol?ticas, los valores, las expectativas de futuro o los proyectos, u otro aspecto de la vida?.
LAS RAZONES DE LAS CRISIS
?Uno de los problemas que inducen m?s rupturas son los noviazgos muy largos, de 7 ? 8 a?os o m?s, y que a medida que se alargan son cada vez m?s dif?ciles de llevar, por lo que llevan a un punto en el que se aumenta el compromiso o se rompe la relaci?n?, explica la psic?loga.

?En ese caso hay que hablar claro con la pareja y decirle lo que se quiere, ya sea casarse o irse a vivir juntos, y preguntarle si opina lo mismo, actuando seg?n su respuesta?, se?ala.
Seg?n Alonso, ?otro escollo que lleva a separaciones, incluso entre personas muy razonadoras, es el reparto de las tareas de la casa, una cuesti?n que no se habla directamente porque se da por supuesta una divisi?n tradicional de los roles, en la que por ejemplo la mujer se dedica a la cocina y el var?n a la jardiner?a?.
Las disputas indican la salud de la relaci?n: pueden ser una v?lvula de escape en la convivencia o una se?al de que hay un problema serio que puede terminar con ella, seg?n la psic?loga cl?nica ?ngeles Sanz.
Las peleas son positivas cuando persiguen un acuerdo o una soluci?n, sin violencia, insultos ni humillaciones, cuando sirven para que la relaci?n funcione, como un nexo de atracci?n para revivir la sexualidad, o por el placer que supone la reconciliaci?n posterior, pero siempre y cuando los dos est?n dispuestos a utilizar la misma f?rmula.
Pueden ser negativas cuando involucran a terceras personas para conseguir un fin o implican una cr?tica constante, la infravaloraci?n o juicios personales sobre la otra persona, o recurren al chantaje psicol?gico: ?Si no haces esto, no har? aquello?. Tambi?n son nocivas cuando se producen en lugares p?blicos o ante amigos a los que se pide que act?en como jueces, lo cual indica que la relaci?n se deteriora.
Finalmente, las ri?as son un punto de no retorno cuando comienzan exigiendo a la pareja concesiones que no est? dispuesta a dar, se reacciona siempre negando para no perder la batalla o cediendo para no discutir m?s, y en vez de sugerir se intenta imponer algo al otro o doblegarlo.
Tambi?n son muy peligrosas las ri?as que terminan en el silencio, dando la callada por respuesta, haciendo caso omiso de lo que el otro cuenta para minar su paciencia con la indiferencia, lo cual indica que el conflicto est? en una fase terminal y puede acabar con la relaci?n.
Adem?s, para decidir si conviene continuar o decir basta, los psic?logos aconsejan responder estas preguntas: ?Est? dispuesto a hacer lo posible para resolver los conflictos? ?Cree que si pone fin a su relaci?n tendr? pocas posibilidades de establecer un nuevo v?nculo? ?El deterioro se debe m?s a motivos pr?cticos de convivencia que a la falta de amor, cari?o o pasi?n? ?Los beneficios de seguir con la relaci?n superan a sus costes?
Si la respuesta es ?SI? la pareja tiene posibilidades de salvarse y proseguir una relaci?n satisfactoria una vez resueltas las diferencias, aunque para lograrlo, es imprescindible que el deseo de salvar la relaci?n est? presente en ambos; porque ?si uno de los dos no quiere o no est? dispuesto a trabajar para normalizar la relaci?n, es mejor romper?, seg?n el psic?logo Raim?n Gaja.

Tags: DIVORCIO, PELEAS, PAREJA, RECONCILIACION, SEPARACION, HIJOS

Publicado por javerim @ 19:59  | ARTICULOS DE LOS MEDIOS
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 16 de abril de 2008 | 16:37
NQTFO0 <a href="http://kwumsfceuwly.com/">kwumsfceuwly</a>, [url=http://fefvjmmlmeip.com/]fefvjmmlmeip[/url], [link=http://yqpnvhepnuji.com/]yqpnvhepnuji[/link], http://xxvbsgyqwlaq.com/