Martes, 16 de octubre de 2007
Grupos jud?os en EEUU dejan de lado la circuncisi?n
15/10/2007 AJN/Reuters.-

Imagen

En muchos aspectos Michelle Chernikoff Anderson es la feligresa so?ada de cualquier rabino. Canta en el coro y toma clases en su sinagoga. Pero al igual que un n?mero cada vez m?s grande de jud?os en Estados Unidos, ella ha decidido no circuncidar a su hijo, al rechazar la noci?n tradicional de que es un signo prescrito en la Biblia de la relaci?n de los jud?os con Dios.
Su postura coincide con una importante disminuci?n en el n?mero de circuncisiones en Estados Unidos.

Cerca del 85 por ciento de los beb?s varones estadounidenses fueron circuncidados en 1965, cuando la pr?ctica estada en auge, seg?n indica un estudio del Centro Nacional de Estudios de Opini?n.

Para el a?o 2004, la cifra hab?a ca?do a un 57 por ciento y reflejaba el mayor ?ndice de natalidad entre los hispanos, que es menos probable que circunciden a sus hijos, seg?n muestran los datos de los Centros de Control y Prevenci?n de Enfermedades.

Entre los que hablan del tema, hay un grupo de j?venes escritores jud?os.

S?lo este a?o, los escritores Neal Pollack, Sam Apple, Jonathan Safran Foer y Shalom Auslander manifestaron su preocupaci?n en libros, Internet y revistas por tener que hacerle a sus hijos lo que les hicieron a ellos.

El t?tulo de las memorias de Auslander, que ser?n publicadas en octubre, es "Foreskin's Lament" ("El lamento del prepucio").

La circuncisi?n ha llegado incluso a tribunales. En noviembre, la Corte Suprema del estado de Oregon fallar? sobre si un jud?o converso puede obligar a su hijo de 12 a?os a someterse al procedimiento.

ALTERNATIVAS

El doctor Mark Reiss dirige un grupo de 50 personas que lleva a cabo pr?cticas no quir?rgicas como alternativas al bris, realizado tradicionalmente al octavo d?a despu?s del nacimiento del ni?o. El m?dico dice recibir un m?ximo de cinco dudas semanales por parte de padres preocupados.

Reiss y Goldman cuestionan los supuestos beneficios para la salud de la circuncisi?n, como los menores ?ndices de c?ncer de pene y los recientes informes de que en los hombres puede reducir a la mitad el riesgo de infecci?n de VIH.

"La circuncisi?n siempre ha sido la panacea de la enfermedad de la d?cada", dijo Reiss, y destac? que los no jud?os primero la adoptaron para reducir la masturbaci?n, que se cre?a causaba s?filis.

Adem?s, piensan que cualquier beneficio es mayor que los riesgos, entre ellos una conmoci?n por la p?rdida de sangre, las infecciones por la resistencia a los antibi?ticos e incluso la muerte.

Con un profesional capacitado, el riesgo para el ni?o es peque??simo, dijo el rabino conservador Joel Roth.

"APRENSIVO"

El Islam no tiene un movimiento comparable contra la circuncisi?n, dijo Batool Al-Toma, del Proyecto de Nuevos Musulmanes. La mayor?a de los conversos se somete al procedimiento, si bien el Islam no lo obliga, dijo el profesor de religi?n de la Universidad de Colorado Frederick Denny.

El juda?smo est? dividido en lo que a conversos se refiere. El juda?smo reformista no lo exige, pero los movimientos ortodoxos y conservadores s? lo requieren.

Los detractores de la circuncisi?n tambi?n alegan que el procedimiento reduce la sensibilidad y la resistencia sexual.

Pero el autor Julius Lester, quien se convirti? al juda?smo reformista en 1982 y se someti? a la circuncisi?n para integrarse m?s a la religi?n, dijo que el procedimiento tambi?n hab?a fomentado su vida sexual.

/Por Helen Chernikoff/.*.

Tags: rabinos, judaismo, circuncision, judios, bebes, nacimiento, prepucio

Publicado por javerim @ 10:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios