Lunes, 16 de febrero de 2009

  

 Que puede hacer mi cuerpo con dos manos derechas? Solo imaginarlo me produce escalofríos. La mitad de mi cuerpo estaría inutilizada, totalmente dejada de lado. Me resultaría imposible realizar todo lo que mi vida requiere y mi futuro seria un fracaso.

Que puede hacer mi cuerpo con dos manos izquierdas? Perdería también el equilibrio, no podría caminar, correr, trasladarme, hacer todo lo que necesito, seria un verdadero desastre. El cuerpo humano viene equipado como un auto japonés ultimo modelo, con todo lo necesario y algo mas. Nacemos con dos piernas, una derecha y una izquierda y ellas nos llevan por el mundo sorteando los obstáculos y las dificultades. Nacemos también con dos brazos y dos manos que aprendemos a usar con habilidad suficiente para realizar todo lo que queremos. Nuestro corazón tiene dos compartimientos, uno derecho y uno izquierdo, desde el cual fluye el bombeo que alimenta nuestra casi perfecta maquina y también suponemos que allí se deposita el amor por los demás. El cerebro también esta dividido en dos partes y cuando una falla nuestro razonamiento pierde objetividad, dejamos de pensar correctamente y estamos gravemente enfermos. En definitiva, necesitamos de todo nuestro sector derecho y de todo nuestro sector izquierdo para vivir correctamente.

Acaban de terminar en Israel unas elecciones ejemplares, democráticas y de gran participación a pesar de no haber existido campañas electorales en las que los candidatos nos dijeran que iban a hacer si llegan al gobierno. Por mas que critiquemos nuestro sistema de elección no podemos negar que en la Knesset estará fiel y proporcionalmente representado todo el pueblo de Israel. Esto que suena tan bien se complica cuando se trata de saber quien dirigirá ese gobierno en los próximos años. Ningún partido ha logrado por si solo el 51 % de los votos, algo que ya se sabia de antemano. En las próximas semanas este será el tema político principal que dominara las informaciones, las negociaciones y la vida del país. Existe la posibilidad de que  Bibi Netaniahu forme un gobierno de derecha aliado con Liberman y así lograr lo que no consiguió en las urnas. Esto representaría un grave error y  casi una estafa a la decisión del pueblo israelí. Si Tzipi Livni pudiera formar gobierno con los partidos de izquierda, y algún otro socio potencial sucedería lo mismo. La gente voto a los dos en partes casi iguales y juntos representan poco menos que la mitad de los votos emitidos. Esa es la decisión de los votantes, no un acuerdo en negociaciones egoístas y personalistas de los candidatos.  Cualquier futuro gobierno que tenga posibilidades de funcionar correctamente debe contener a Netaniahu y a Tzipi Livni. Ellos deberán ver cuales son los puntos en común de sus programas y negociar sobre los restantes. Si se forma un gobierno de la derecha todos los votantes del otro sector (que no son pocos) estarán totalmente desilusionados y no representados. Si gobierna el centro y la izquierda sucederá lo mismo con los votantes del Likud y la derecha. Los pequeños sectores que están por supuesto muy bien representados en la Knesset por derecho propio no deben convertirse en jueces determinando quien será el Primer Ministro del país ni definir en que forma se resolverán los temas mas importantes que tenemos por delante.  Ellos pueden sumarse a ese gobierno realmente representativo de la votación sin imponer condiciones ni recibir nada a cambio o actuar desde la oposición defendiendo sus ideas. Los 15 diputados de Israel Beteinu no pueden decidir sobre nuestro destino ni imponer condiciones. Solo un 12 % de los votantes los han respaldado. Los laboristas tampoco podrán poner sus condiciones, con aun menos votos. Y por ultimo, la continua presión de los partidos religiosos debe dejar de existir y eso sucederá cuando no sean imprescindibles para formar gobierno o para decidir en los temas fundamentales. Deben también luchar por sus ideas y sus derechos en la Knesset desde los cargos que le otorgaron sus electores, algo totalmente legitimo.

Como en el cuerpo humano, nuestro país necesita  justicia, razonamiento, amor y movimiento equilibrado en sus decisiones. El próximo gobierno debe ser de unidad nacional encabezado por los dos candidatos que mas votos han recibido en las elecciones. Si el resto lo acompaña, bienvenidos. Todos son parte del cuerpo de este país. Los israelíes tienen un pragmatismo especial. Al final se hace lo que indica la lógica, lo que debe hacerse. Cuando solo una parte del pueblo es representada porque alguien sale del camino, el gobierno pierde el equilibrio y como el cuerpo humano deja de funcionar.

 

 


Tags: derecha israeli, netaniahu, tzipi livni, coalision, politica, gobierno

Publicado por javerim @ 2:33  | EDITORIALES DE BERNY
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios