Domingo, 19 de abril de 2009

VIENEN TIEMPOS DIFICILES       

Bernardo Ptasevich    19 04 2009

 

El mundo quiere imponer condiciones a Israel. ¿Y quien es El Mundo?  Siempre ponemos testaferros a lo que piensan y hacen las personas que ostentan el poder en todos los países del planeta, en este caso las noticias mencionan al mundo como si este tuviera vida, pensamientos, imaginación, sentidos y pudiera hablarnos. Decimos que  Israel puede atacar a Irán, en lugar de decir que los responsables del ejercito y del gobierno de Israel podrían hacerlo. Así nombramos en forma genérica al mundo emitiendo opiniones y dando la sensación de una uniformidad que no existe. Digamos entonces que determinados dirigentes, políticos, gobernantes y formadores de opinión de diferentes partes del mundo quieren constantemente poner condiciones a Israel para que supuestamente pueda disfrutar del simple derecho de existir. No he escuchado una sola voz que no sea israelí que diga a los palestinos, a los sirios, a Amadhinejad y a los árabes en general que deben cumplir con sencillos requisitos para tener derecho a conversar y avanzar sobre un posible estado palestino. Hablo de cosas tan lógicas como manifestar simplemente el deseo de paz, como reconocer al interlocutor con quien tienen que resolver sus diferencias, decir exactamente cuales son sus objetivos y que harán con esa paz si se lograra el entendimiento final  Estamos inmersos en una negociación en la que hasta ahora un participante no ha tenido la sinceridad necesaria para avanzar y por el contrario ha mantenido y redoblado la apuesta violenta contra el otro participante. Quieren la independencia pero mantener el derecho a matarnos, a atacarnos, a cometer atentados, a tirar misiles, a educar y difundir el odio a Israel y a los judíos, y recibir paz a cambio. No es lógico. Esto que ya es inaceptable hoy, es mucho más inaceptable cuando hay que conversar sobre un futuro estado palestino, y mucho más aun una vez que se cierre cualquier tipo de trato al respecto. Mientras los genios de la política mundial quieren exigir condiciones a Israel, Hamas y hasta la A.P. no se cansan de lanzar amenazas, de decir que no reconocerán nunca a sus enemigos (lo cual esta alertando sobre que tipo de Estado tendremos de vecinos) y como si esto fuera poco mantienen cautivo a Guilad Shalit mientras amenazan con nuevos secuestros. Esto no es serio, esto no es una posición de alguien que realmente quiere transitar un camino hacia la paz ni hacia un estado propio dentro del concierto de las naciones civilizadas. Pero es que tampoco son serios los lideres mundiales, tampoco es seria la política  de los últimos tiempos, tampoco son serias las organizaciones mundiales, ni los congresos dominados por intolerantes y violentos. Que podemos esperar entonces. Israel y sus habitantes quieren ser un país serio, un país pacifico y un país de paz y de progreso. Pero no cerremos los ojos, porque solamente encontrar la paja en el ojo ajeno no es saludable. Nosotros también tenemos políticos que no son serios, también tenemos políticos que prefieren métodos agresivos, también tenemos políticos que nos mienten y hasta políticos que ostentan cargos y poder por medio del chantaje, el canje de apoyo por beneficios y arreglos bajo la mesa. Quizás suene como música para los oídos el pregonar que no reconocemos los acuerdos anteriores, pero en política internacional nada resulta gratis. Seguro que nos gustaría que a priori nos reconozcan como estado judío, pero ya sabemos que eso no va a suceder y por lo tanto es una forma de detener la negociación. Quizás sea conveniente cambiar las reglas de juego, tomando en cuenta que las anteriores no han llegado a destino, pero no estamos solos en el mundo y nadie nos va a acompañar en este tema.  Por otra parte encontramos al presidente norteamericano B. Obama  practicando un juego peligroso y a dos puntas. Tal parece que no quiere quedar mal con nadie, a todos les dice que si, que tienen razón, que trabajara con ellos, que cambiara  lo actuado por el gobierno de G. Bush. Convengamos que va a haber muchos decepcionados porque es imposible ser blanco y negro, ser positivo y negativo, ser de izquierda y de derecha, ser ladrón y policía. La imagen de Obama con Chavez y su intención de conversaciones con Irán son un toque de alarma que no se debe menospreciar. Sin llegar a juzgar las buenas intenciones que pueda tener no hay duda de que esta transitando caminos sinuosos y resbaladizos. El ha manifestado solamente que se preocupara por la seguridad de Israel, pero promesas no compatibles con esa determinación las esta haciendo a diestra y siniestra. Es importante para Israel saber si su aliado mas importante sigue o seguirá siendo su aliado mas allá de quien este en el gobierno de los dos países en forma circunstancial y transitoria, ya que los años pasan rápido y los países siguen su curso. Irán sigue acercándose peligrosamente a la bomba atómica, continua apoyando al terrorismo, entregándoles armamento y haciendo una campaña diplomática y publicitaria contra Israel en forma permanente. Muchos presidentes del mundo están preocupados con esta situación, pero es más fácil dejar que sea Israel, su gobierno, su ejército y su población la que corra con los riesgos de detenerla. Luego apoyaran toda posición que condene nuestras acciones, nuestros supuestos ataques conquistadores y nuestro según ellos mal comportamiento en las guerras. No se les ocurra decir ahora que Israel quiere ocupar el territorio de Irán, porque los desprevenidos lectores de los medios internacionales se lo van a creer.  Parece una locura pero cuando se trata de  condenar a Israel, nos harán capaces de cualquier cosa, menos de decir que somos responsables ante el futuro, que somos concientes de los peligros que acechan a la humanidad y que los lideres mundiales no han sido capaces de tener una política conjunta que solucione esta situación sin necesidad de medidas extremas. La debilidad política llevara inevitablemente a la guerra. Israel, Estados Unidos u otras potencias y/o países deberán tomar la decisión a corto plazo. La otra posibilidad pasa por lograr unanimidad en forma inmediata y que las sanciones o medidas realmente efectivas tengan efecto real y logren detener los planes atómicos de Amadhinejad lo cual no se vislumbra en el horizonte. La crisis económica mundial puede quedar chiquita  e insignificante frente a la situación tal cual se presenta. Vienen tiempos difíciles.


Tags: IRAN, OBAMA, CHAVEZ, MEDIO ORIENTE, BOMBA ATOMICA, PALESTINA, ISRAEL

Publicado por javerim @ 18:00  | EDITORIALES DE BERNY
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios