Domingo, 24 de mayo de 2009

Bernardo Ptasevich, ciudadanoisraelí, declara que Paris debe ser dividida y compartida con los países vecinos que instalaran allí sus capitales. Muchos miles de ciudadanos israelíes apoyan esta iniciativa.

Sin embargo esta declaración notiene validez alguna, no va a ser leída en Francia, no será parte de debatesni foros, no será tomada por los medios y solo quedara como texto de esta nota.Del mismo modo pasara con las declaraciones del vocero del Ministro de AsuntosExteriores de Francia. Frederic Desagneaux que ha declarado a los medios y por supuesto estos lo han difundido comonoticia importante que Israel debe dividir Jerusalén para dar lugar a la creaciónde la capital de un futuro estado palestino. Los políticos, gobernantes yperiodistas de varios países resuelven a menudo otorgar o regalar cosas en lasque no tienen ninguna ingerencia. Lo promueven a diestra y siniestra paraquedar bien con el mundo islámico y posicionarse ante un posible futuro acuerdode paz, aunque por el momento esta posibilidad se encuentra a años luz de serconcretada. A nadie se le ocurre ceder, regalar ni ofrecer lo suyo, todos danlo que no les pertenece. Así como considero que es mas fácil escribir sobre losdiferentes temas (como  los periodistas y yo lo hacemos) que estar dentrode los problemas que comentamos y decidir sobre ellos para felicidad o desdichade los habitantes del mundo, entregar lo que no nos pertenece es absolutamentefácil y sin costo alguno. A lo sumo obtendrán algunas críticas o el beneplácitode millones de islamistas que ven como poco a poco van doblegando lasopiniones, infiltrando sus demandas en los gobiernos y  consiguiendo socios que les ayuden a conseguir sus propósitos. Esta claro que los judíos no deseandividir Jerusalén, que la gran mayoría no desea hacerlo. Es posible que masadelante en pos de una posibilidad de paz o por decisiones de políticos que noconsultaran (como no lo hacen en ningún asunto de importancia capital paratodos nosotros)  haya algún pequeñocambio sobre el tema. El problema demográfico con creciente número de árabes enIsrael y la necesidad de desvincularse de la administración y  responsabilidad sobre esos pobladores que hoytiene el Estado Judío influirán con seguridad sobre este asunto. Pero por másque opinen todos aquellos que ocupan cargos en otros países del mundo, no seránellos los que resuelvan nuestro futuro. Las decisiones o posturas al respectoson tema exclusivo de Israel, sus ciudadanos y su gobierno. En todo caso lospalestinos como reclamantes de quienes aspiran a obtener una parte de la ciudadsanta serian los únicos que podrían hacer algún planteo y nunca por medio de laviolencia. Cuando no hay suficientes razones, cuando no hay suficiente poder políticoni militar, cuando tener su estado no es su principal objetivo sin tenerimpunidad para sus actos,  cuando enrealidad obtener un poco de Jerusalén es parte del plan de arrojar a los judíosal mar y quedarse con toda la tierra de Israel junto con la vida de sushabitantes, se hace necesario de los adulones y servidores de siempre abran suboca al mundo diciendo que Jerusalén debe ser dividida. Ellos no conocen elproblema, no lo viven a diario y no tienen derechos en este asunto.  Sin embargo resuenan sus reclamos sin másargumentos que sus deseos pregonando en los medios y en cuanto foro les permitala entrega de pertenencias ajenas. Por ello, mi declaración inicial es casi unasátira para poner en evidencia lo evidente. Que uno o miles de ciudadanos israelíesquieran partir la capital de Francia para entregar la mitad a sus vecinos notiene ninguna importancia, o tiene la misma que las declaraciones del vocerodel Ministro de Relaciones Exteriores francés. Israel va a defender seexistencia, pese a quien le pese. Si alguna vez cede algún territorio esperemosque los políticos acierten y sea a cambio de una verdadera y duradera paz conseguridad y sin mentiras. Como por el momento no se vislumbra, no hay que ponerel tema de Jerusalén en el tapete. No comparto la mayoría de las ideas deNetaniahu sobre todo en su concepción económica, pero hay que ser responsables.Cuando el presidente B.Obama le hablo en la reciente reunión sobre el tema delos asentamientos, su respuesta merece nuestro respaldo. "Los palestinos deberíanhaber abandonado las armas y la violencia y no lo han hecho" a lo que yoagrego, ni tienen intenciones de hacerlo porque no es de su interés. Lainterpretación de esa respuesta es que no tenemos que seguir haciendoconcesiones para conseguir cosas que deberían producirse antes de que nosotrosentremos en conversaciones de paz. Nunca han cumplido nada y no se negocia conquien no cumple lo acordado. Nuestro soldado Guilad Shalit sigue sin serliberado aun con un Israel dispuesto a liberar miles de presos peligrosos, Hamasno abandonara sus postulados, Nasrala no entregara sus armas, no dejaran detirar misiles, si no fuera por los esfuerzos de prevención israelí  los atentados estarían vigentes y a la orden deldía y sobre todo no ha cambiado ni cambiara el pensamiento, la doctrina, lospostulados y las bases de la existencia de sus organizaciones que tienen comopilar fundamental eliminar a Israel. Soy pacifista pero no se puede trabajarpor la paz con cuentos, mentiras y falsas promesas. Primero cambien eso y luegovengan a mi casa a tomar un café. Primero eliminen sus premisas de aniquilaciónde los judíos y luego hablen de paz con nuestros gobiernos. Dejemos de hacerlesel juego! Como se negocia la paz con quien solo quiere sacar ventajas paraseguir con la guerra, con la guerra sucia del terrorismo? Basta de trabajarpara la prensa, el mensaje tiene que ser claro. No solo no hay paz sino que nohay conversaciones de paz hasta que no cambien lo que tienen que cambiar. Deotro modo cualquier acuerdo de paz sera provisorio, un negocio para rearmar el terror,un negocio para lideres de muchos países que se mantienen en sus puestostrabajando para esta mentira en la situación actual. El ir y venir delpresidente B. Obama tampoco ayuda demasiado. Querer quedar bien con dios y conel diablo, dar un discurso para cada platea y el exigir concesiones previassolo a Israel  no lograra ningún avanceen el proceso. Ejerza la misma presión no solo para desarmar asentamientos o hablarde Jerusalén, sino también para desarmar a los terroristas, para vaciar deMisiles la franja de Gaza, para que Hezbola devuelva sus armas y para que Irán abandone su proyecto atómico.Si lo hace responderemos positivamente con acciones, que aunque noscueste tragar saliva y mordernos los labios realizaremos sin dudar en pos deuna paz verdadera.

Bernardo Ptasevich   Israel, 23 de mayo de 2009
El futuro es lo unico que se puede cambiar.   

Tags: Paris, Francia, Jerusalen, Israel, Ministro, capital, palestinos

Publicado por javerim @ 1:51  | EDITORIALES DE BERNY
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 16 de noviembre de 2015 | 23:02

Yes,and with a Wall. !!! Like in Berlin.

One side Occidental Paris and the other side Al Paris Yihab !!!