Lunes, 15 de junio de 2009
NADA CAMBIA… TODO SIGUE IGUAL

Bernardo Ptasevich

Como una rueda que gira y da toda la vuelta para volver al mismo sitio, así quedo la situación de Medio Oriente luego de los famosos discursos de El Cairo y de Bar Ilan.

Así como están las cosas parece que la situación actual se mantendrá por mucho tiempo. El juego político la dialéctica y los desacuerdos persistirán como lo han hecho durante la historia y hasta nuestros días. El Presidente Obama dijo en su discurso muchas cosas que difícilmente pueda cumplir y cada parte efectúo declaraciones de acuerdo a sus posturas originales y sin proponer cambiar nada en la búsqueda de una solución. Netanyahu dijo que acepta la creación de un estado palestino con condiciones tales que desde el vamos sabemos que no se aceptaran, lo que equivale a decir que no aceptamos un estado palestino. Los activistas de derecha israelíes protestan porque acepto la creación de dicho estado y los activistas de izquierda o pacifistas protestan por las condiciones que harán imposible llevarlo a la práctica. Los palestinos ponen el grito en el cielo porque recibieron mas de lo mismo. Pero que esperaban? si ellos no han aportado nada a este proceso.  Barack Obama suspira aliviado por haber logrado arrancar de la boca de Netanyahu la aceptación verbal de la creación de un estado palestino, aun sabiendo que solo son palabras. En definitiva se ha hecho mucho para que no se haga nada. Palabras y solo palabras, discursos, promesas, movilizaciones y protestas. Mientras tanto un soldado sigue retenido como rehén y seguirán cayendo misiles con la correspondiente respuesta de bombardeos en la franja. Es casi ridículo este teatro mediático realizado por la política internacional que esta desconociendo la realidad. Se pierde el tiempo y la atención mundial en algo que no es efectivo y que no va a llegar a ningún sitio. Cuando dos partes creen ser dueños de las mismas cosas y consideran que es su derecho exclusivo poseerlas es casi imposible que lleguen a un acuerdo. Como máximo cada parte podría ceder en un mínimo porcentaje sus demandas en forma simultánea cosa que ninguna de las dos esta dispuesta a realizar. Quien sueña con un colono judío y un palestino llegando a un acuerdo esta delirando. Cualquiera de los dos solo cambiaran parte de sus demandas si otros lo deciden por ellos, si les es impuesto ese cambio y ese no es el camino que se esta recorriendo. Como virtuosos jugadores del club Barcelona, los políticos de todas las partes se pasan la pelota con gran maestría, sacándosela de encima para darle la responsabilidad a los demás de las decisiones que deban tomarse. Que puede esperarse ahora que no sea mas de lo mismo? Los palestinos podrían tomar la iniciativa devolviendo a Guilad Shalit, consiguiendo a cambio la libertad de una gran cantidad de presos que hasta ahora Israel no desea entregar. Eso pondría nuevamente la pelota del lado Israelí, les daría un nuevo respaldo de la comunidad internacional y del presidente norteamericano. El gobierno americano podría presentar un real plan de desarrollo para los palestinos. Cosas concretas como industrias, salud, becas para educación, apoyo para organizar la seguridad interna para lograr que se terminen los asesinatos internos entre ambos bandos y otras medidas para mejorar de inmediato la vida de los habitantes de Gaza. Toda la ayuda recibida hasta ahora paso al Hamas, al aumento de su arsenal y de su poder. Por ello cualquier ayuda nueva debe asegurar su llegada al lugar correcto y por el intermediario o vía correcta. El gobierno israelí podría facilitar que estos planes se cumplan apoyando al cada vez menos moderado Mahmoud Abbas quien pierde apoyo interno con cada fracaso o lo perderá con cada concesión que realice. Permitir mayor volumen de entrada de insumos y mercaderías a la franja pero con los estrictos controles que garanticen la seguridad de Israel y sus habitantes. Estos y muchos otros pasos que podrían iniciar un real camino de cambios no se vislumbran en ninguna de las partes. Oriente Medio esta hoy como quien construye una casa sin un plano inicial para el proyecto. Primero se hace una habitación, luego se agrega otra, se pone una cocina y mas tarde otra habitación en cualquier sitio para luego destruir  las primeras habitaciones porque ya no coinciden con lo que se hizo. Hace falta un plan realista con objetivos de mediano plazo aunque estos no sean en primera instancia los que logren el objetivo final. En las condiciones actuales ninguna propuesta será aceptada por la otra parte. Hay que cambiar esas condiciones, mejorarlas, hacer que en otra situación mejor que la actual haya mucha gente de ambos lados que crea que es posible lograr una meta mas ambiciosa. Este no es el momento de negociar una paz y un arreglo definitivo de la situación en Medio Oriente. Las partes no están preparadas para ello y por lo tanto dejemos de perder el tiempo en cosas que no van a suceder. Se deben invertir los recursos y el tiempo en cambiar la situación de las unidades de cada grupo o sea de los habitantes de cada parte. Si lo hacemos podremos en cierto tiempo volver al tema con los mismos actores que en condiciones diferentes puedan estar aptos a aceptar propuestas que hoy son solo quimeras. Ninguna de las partes aceptara en estos momentos ninguna propuesta que se haga y mucho menos si viene de la parte adversaria. El presidente Obama, Netanyahu, Abu Mazen y la comunidad internacional deben armar una estrategia conjunta a largo plazo, con pasos concretos, puntuales y realizables. Es necesario que se vayan cumpliendo uno a uno antes de hablar de los temas importantes y de fondo. Hoy no existe la confianza ni siquiera para esto y por lo tanto querer lograr las metas finales en estas circunstancias no es realista. Si las soluciones se imponen por la fuerza a cualquiera de las partes todo terminara en un nuevo fracaso. No debemos perder de vista que el objetivo final es la paz. Hay que trabajar mucho en forma coordinada para que las circunstancias cambien en determinado tiempo.  Fácil decirlo y difícil de realizar, pero no hay que olvidar que el futuro es lo único que se puede cambiar.


Tags: medio oriente, discurso, obama, netanyahu, israel, palestina, judios

Publicado por javerim @ 23:14  | EDITORIALES DE BERNY
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios