Jueves, 15 de octubre de 2009
Visión detallada desde el coche que frenará de forma automática.

Visión detallada desde el coche que frenará de forma automática.

SAL EMERGUI desde Jerusalén CRONICAS DESDE ORIENTE PROXIMO

14 de octubre de 2009.- El coche aún no habla ni conduce solo pero piensa, observa y evita accidentes. Tiene un nuevo ojo y frena sin que el conductor apriete el pedal del freno. Como el de David Hasselhoff, con la diferencia que éste es real.

La colaboración de la empresa tecnológica israelí Mobileye y el fabricante sueco Volvo ha dado como resultado un nuevo sistema que puede salvar vidas.

Imagínese que usted conduce y está cansado. Su falta de concentración, que puede ser letal, es compensada por una cámara del tamaño de una tarjeta de crédito instalada en la parte delantera, cerca del espejo. El vehículo, por su parte, integra un pequeño radar conectado a la cámara.

La combinación de ambos dispositivos identifica y diferencia peatones y coches a una distancia de 35 metros. En el momento que el sistema aprecia que una persona cruza la calle o simplemente irrumpe de forma imprevista y peligrosa, una alarma sonora avisa al conductor. La luz roja se enciende. Si pese a todo, no se da cuenta y sigue conduciendo en dirección al peatón, el coche activa de forma automática el sistema de frenos. Sin que se entere su dueño, el vehículo frena en seco.

Los creadores de este producto sostienen que salvará vidas y evitará lesiones provocadas por el choque. El atropello de transeúntes es un accidente muy frecuente en el mundo siendo Israel el país que más lo sufre (tras Corea del Norte). 89 muertes en solo 9 meses.

"Nuestra tecnología es muy solicitada porque salva vidas. Y no hay muchas en el mundo que lo hacen", nos dice Nicolas Slobinsky, director de marketing de Mobileye, empresa líder en el área de la tecnología de sensibilización y procesamiento de imágenes avanzadas para las aplicaciones de automoción.

Amnon Shashua, presidente de Mobileye y profesor de ciencias informáticas de la Universidad Hebrea de Jerusalén, afirma que "Volvo es el primer concesionario que ha comprado esta tecnología pero gracias a su importancia y eficacia, el sistema será colocado ya en tres fabricantes más".

La cámara instalada en el vehículo.

La cámara instalada en el vehículo.

Según él, "el radar y los sistemas de visión utilizan algoritmos de fusión de datos únicos que combinan sus contribuciones para mejorar la funcionalidad y aumentar la seguridad en la carretera".

De momento estos ojos tecnológicos serán exhibidos a mediados del 2010 en el nuevo modelo de Volvo, el S60.

Shashua no esconde su orgullo. Hace 10 años y junto a Ziv Aviram, fundó Mobileye como start up prometedor pero modesto. Sus 10 empleados de entonces se han convertido hoy en 220 distribuidos en Holanda, Israel, Estados Unidos, Chipre y Japón. El centro de Desarrollo e Investigación -donde trabajan 75 ingenieros- está en una zona tecnológica en Jerusalén.

Slobinsky añade que su empresa también ofrece "la posibilidad de avisar los cambios involuntarios de carril, si otro coche te quiere adelantar de forma peligrosa o te va impactar por detrás".

Sus sistemas también advierten al conductor que va más rápido de lo permitido o establece la distancia prudencial con el coche de delante.

Desde la empresa avanzan que en pocos años y en una carretera con mucho tráfico el coche podrá conducir solo. El conductor 'solo' deberá controlar el volante. A este paso, dentro de poco podremos llegar a nuestro destino haciendo la siesta. Como David Hasselhoff.


Tags: AUTO, FANTASTICO, VOLVO, ISRAEL, SENSORES, FRENOS, CAMARA

Publicado por javerim @ 17:35  | LO SABIAS ?
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios