Jueves, 31 de diciembre de 2009

El gran compositor, músico y bandoneonista Astor Piazzolla, en la página 81 de sus "Memorias" dice al referirse a la época en que conoció a Gardel en Nueva York (1934): "Y de él tengo el recuerdo de su simpatía, su forma arrabalera de ser, y el sonido de su voz, hablaba como un uruguayo. Me quiso llevar a la gira, ..."
El escritor Andrés Chinarro, en su libro El tango y su rebeldía, dice: Pepe Guerriero, flautista de la guardia vieja me señaló hace muchos años con carácter de secreto— que doña Berta no era la madre de Gardel sino solo su madre adoptiva.
Entrevistado por el periodista porteño Enrique Pepe, el músico Augusto P. Berto le comentó: Un día vi cruzar por detrás de mi amiguito a quien yo tenía por madre y como le buscaba le dije: Mirá, Carlitos, te llama tu mamá. Fue entonces que él me contestó: Ella no es mi madre; me recogió de chico.
El cantor, actor y director de cine Hugo del Carril le comentó a la revista Gente (Buenos Aires octubre 27/1966): Es un raro paralelo con Gardel, ¿se dio cuenta? A él lo crió esa francesa que tampoco era su madre. Esa mujer era lavandera; la que me crió a mi era modista..."
El escritor y Presidente de la Academia Porteña del Lunfardo José Gobello dice en su libro Tres estudios gardelianos: Un amigo de Gardel, Alfredo Frigerio, relataba que hacia los años 1926/28, el cantor le dijo en Buenos Aires: Mirá hermano, si yo dijera aquí en estos momentos que soy uruguayo, ahora mismo se acaba la fiesta para mí
En la película "Crónica de un día triste", de Raggy y Bortnovsky, el maestro Julio De Caro, íntimo del cantor, dice: Gardel actuaba como uruguayo, se sentía uruguayo, y cada vez que podía, escapaba para allá". "Y como epílogo agrego que yo también pienso que Carlos Gardel es URUGUAYO".
El escritor y periodista Osvaldo Soriano, en la contratapa de Página 12 de enero 29/1995 dice: sólo que ahora con Gardel uruguayo—somos todos un poco más uruguayos que antes".
Soriano, en La Maga (Nº 28, especial, Buenos Aires, 1997), en nota del cineasta Héctor Olivera, fue terminante al condenar el oscurantismo que rodeó el origen del cantor: () quienes se niegan a aceptar que El Mudo fuera uruguayo, eran los argentinos que asumían este asunto con la misma rivalidad rioplatense que si se tratara de un campeonato de fútbol.
El escritor y filósofo Juan José Sebreli, en su libro Buenos Aires, vida cotidiana y alienación dice: Gardel estuvo prontuariado como ratero y rufián. Como es obvio se refiere a quien fuera el cantor, no a Charles Romuald, quien fue alumno modelo.
Ricardo Ostuni, Vicepresidente de la Academia Porteña del Lunfardo (de Buenos Aires, Argentina), dice en su libro "Repatriación de Gardel": "nadie, seriamente, puede sostener como verdad inconmovible que Carlos Gardel nació en 1890" puesto que "son demasiadas las constancias que presumen una fecha muy anterior a la que surge del acta de Toulouse".
¿Por qué el empeño de regalar a Francia la cuna de un hombre que siempre quiso ser criollo? () Por ello causa asombro la cantidad de argumentos que se han elaborado para invalidar la voluntad de Gardel de declararse uruguayo () en el fondo subyacía un viejo antagonismo irracional con la vecina orilla. Sea como fuere la leyenda del desertor resulta insostenible".
El escritor Horacio Salas, autor del libro EL TANGO, traducido a más de quince idiomas dice refiriéndose a Gardel:En todos sus documentos y entre sus amigos decía ser uruguayo (...)".

Declaraciones de Carlos Gardel

En octubre1º de 1933 le dice a La Tribuna Popular: "Nací aquí en Tacuarembó, lo que, por otra parte, por sabido, es ocioso mencionar".

· En Octubre 4 de 1933 le dice al Imparcial : "Soy nacido en Tacuarembó y tengo 46 años".

· En Octubre 25 de 1933 le dice a El Telégrafo (PaysandúGui?o, ante la pregunta de cuál era su nacionalidad: "Un artista, un hombre de ciencia, no tiene nacionalidad. Un cantante tampoco, es de todos y sobre todo, su patria es donde oye aplausos, pero ya que insiste, uruguayo, nacido en Tacuarembó".

Mi corazón es argentino, pero mi alma, uruguaya, porque allí nací (revista Careta, de Antioquia, Colombia, año 1935, edición n° 1.054).

Y cuando le presentaron al pianista uruguayo Abraham Thevenet, lo saludó diciéndole: yo también soy uruguayo.

Tags: GARDEL, URUGUAY, ARGENTINA, FRANCIA, TACUAREMBO, TANGO, PIAZZOLA

Publicado por javerim @ 1:55  | LO QUE ME GUSTO EN LA RED
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 31 de diciembre de 2009 | 4:14
Estupenda editorial.
As? da gusto terminar el a?o, la verdad que a sido un placer!

http://yosoylajusticiaquediosdesea.blogspot.com/
Publicado por Beba
Jueves, 31 de diciembre de 2009 | 20:20
Excelente resumen Bernie.
Clarificador de la verdad gardeliana.
Saludos;
Beba