Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2015

YA NO PODRÁN TIRAR LA PIEDRA Y ESCONDER LA MANO

 

 

Autor: Bernardo Ptasevich

Los delincuentes que atacan, tiran piedras a vehículos y ponen en peligro la vida de personas civiles, generalmente familias con niños que pasan casualmente por esos sitios, creen que están libres de pecado. Pues desde ahora no serán juzgados por pecar sino por cometer delitos previstos por la ley, algo que debió ser corregido hace tiempo. Sin embargo son bienvenidas las nuevas leyes, más vale tarde que nunca. No es justo que las personas estén expuestas al accionar de estos fanaticos sin control y sin límite que al no haber tenido consecuencias por sus actos, lo repitieron una y otra vez como si fueran la hinchada de un club de fútbol enfurecida.

 

UNA INICIATIVA DE LA EX MINISTRO TZIPI LIVNI

 

A pesar de que tantos adictos al Primer Ministro se dedican a denostar a la ex Ministro de Justicia Tzipi Livni cada vez que hay elecciones diciendo poco menos que si ella fuera gobierno estaría en contra del país y otra serie de falacias, esta enmienda a la ley es una iniciativa suya que en esta ocasión fue promovida por el legislador Nissan Slomiansky. Este último dijo que una tercera parte de los arrestos en Jerusalén están relacionados con el lanzamiento de piedras y que este delito trae consigo peligro de muerte por lo cual debe ser erradicado con firmeza. La reciente aprobación que fue aprobada por 69 votos a favor y 17 en contra, permitirá poner las cosas en su sitio y castigar a los delincuentes. Esta ley u otra que se apruebe en forma urgente debería regir también para cualquier persona o grupo que arrojando piedras u objetos contundentes atenten contra la integridad física de los habitantes. Podemos poner como ejemplo lo que sucede habitualmente con las parcialidades fanaticas del futbol y otros deportes. La violencia en las canchas,no solo en Israel sino en muchos otros países necesita de leyes como esta para que quede bien en claro que no está permitido lastimar y que quienes lo hagan  tendrán que pagar un precio muy alto por ello.  Son decisiones políticas que no se han tomado a tiempo por intereses sectoriales, temor, o vaya a saber qué motivo y que no pueden esperar más.

 

LA LEY NO ES EN CONTRA DE LOS ÁRABES ISRAELÍES

 

Muchos comentarios indican que la ley está destinada a castigar a los árabes israelíes por sus protestas, pero la ley no especifica eso en ninguna parte. Ese sector puede protestar dentro de las leyes vigentes pero no con métodos que pongan en riesgo vidas humanas. Por lo tanto si judios, ateos, cristianos o de otras creencias tiran piedras contra vehículos particulares, atacan a soldados, policías o civiles que tengan la mala suerte de estar en el lugar equivocado y en el momento justo, irán a la cárcel. Las penas pueden ser de hasta 20 años en caso de comprobar su intención de lastimar. Cuando vean que esta ley realmente va a cumplirse les hará pensar bien antes de hacerlo. Muchos legisladores árabes israelíes han puesto el grito en el cielo. Pretenden acaso que se les otorgue un permiso para lastimar y matar? Qué es lo que defienden? O son parte de tales manifestaciones de violencia como autores intelectuales?

 

LOS LEGISLADORES DEBEN GOBERNAR PARA EL BIEN DEL PAÍS

 

No hay justificación alguna para que la Knesset, (Parlamento IsraelíGui?o cobije en su seno a legisladores que están claramente a favor de estos y otros actos delictivos. Es tiempo de analizar otras nuevas leyes para que esto no ocurra.  Soy partidario de la representación proporcional, que todos los ciudadanos tengan voz para defender sus derechos. Pero no son estos los métodos que pueden utilizar para obtener mejoras o conseguir objetivos para el sector que los apoya. En ninguna parte del mundo les permitirían hacerlo. El parlamento es un lugar para discutir, presentar proyectos, conseguir apoyo o adhesiones, aportar ideas, tratar de corregir injusticias o modernizar la legislación adaptándola al progreso,al crecimiento y al bienestar de la población. Debe estar integrado por representantes de todas las ideas, incluso de las que yo no comparta en absoluto. Pero el respeto y la cordura deben ser ofrecidas como ejemplo para los ciudadanos. Si mi legislador, (ese que yo haya votado), ejerce violencia y promueve la misma me está enviando un mensaje para que yo también lo haga. En el Parlamento deben haber normas éticas, no sólo referente a lo económico, a la honestidad y transparencia, sino también al comportamiento de los gobernantes. Los parlamentarios tienen la obligación de trabajar para el bien general porque no son gobierno de quien los voto sino que lo son de todo el país. Si su razón de estar allí es para trabajar en contra del Estado, claramente no pueden estar en ese lugar. De ninguna manera podemos confundir Estado con el Poder Ejecutivo de turno, o legisladores que trabajen en contra del País, con opositores al gobierno en funciones. Son dos cosas claramente diferentes. La segunda es necesaria para el buen ejercicio de la democracia y la primera es absolutamente intolerable. Así como hoy se ha legislado en contra de los que tiran piedras o atentan contra la integridad de la población, hay que hacerlo para que en un futuro muy cercano sea condición indispensable de un representante en el gobierno no trabajar en contra del Estado al que deben representar, ni en lo interno ni tampoco en lo que refiere a las relaciones internacionales.

 

LA GOTA QUE DESBORDÓ EL VASO

 

El fenómeno de los lanzadores de piedras o cócteles explosivos no es nuevo pero fue recrudeciendo en la medida en que la impunidad reinaba entre los delincuentes y los terroristas. El último acontecimiento provocó la muerte de Alexander Lebelovich de 64 años quien perdió el control del vehículo al ser atacado mientras regresaba a su casa en el barrio Armon Hanatziv de Jerusalén. Según la policía el lanzamiento provino de jóvenes que también atacaron a otras personas un poco antes de la llegada de la víctima, cerca de la aldea palestina de Sur Baher. Las acciones pudieron causar aún más muertes. El Primer Ministro Benjamin Netanyahu dijo que “ se trata de actos terroristas que debemos frenar”. Para ello se van a crear equipos especializados y habrá un mayor despliegue policial. Dijo también que “Israel está determinado a mantener el status quo en el Monte del Templo (Explanada de las Mezquitas) respondiendo a las presiones internacionales de Egipto y Jordania. Mientras tanto para el grupo Hamas se trata de una declaración de guerra por parte de Israel. Todo demuestra que estos actos no son reacciones espontáneas sino que están organizados por la cúpula de organizaciones terroristas que defienden intereses para nada pacíficos. Es que debemos permitir que nos maten sin hacer nada al respecto? Israel debe poner las cosas en claro. Se puede discutir sobre muchos temas pero es delito y se castigará con la ley en la mano cualquier hecho de violencia o asesinato. En Gaza, e incluso en otros países de Medio Oriente, la justicia por mano propia, las ejecuciones y los crímenes sustituyen a la ley.


Publicado por javerim @ 1:51  | EDITORIALES DE BERNY
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios